Código de buen gobierno

El código de Buen Gobierno son disposiciones voluntarias de autorregulación que tienen como objetivo garantizar la gestión eficiente y transparente. Nuestros principios dentro del código del buen Gobierno son los siguientes: 

Transparencia: Se dará a conocer a los terceros vinculados en operaciones con la COMISIONISTA el contenido del presente Código el cual ha sido aprobado por la Junta Directiva de ALIANZA VALORES S.A. 

Autonomía: La actividad de la COMISIONISTA deberá realizarse en condiciones de independencia y autonomía administrativa, de modo que tenga suficiente capacidad de decisión para realizar las operaciones que constituyen su objeto social. 

Equivalencia: La COMISIONISTA estará obligada a dar el mismo tratamiento a quienes estando en igualdad de condiciones participen en el mercado de valores, sin perjuicio de las medidas de protección en favor de inversionistas en posición débil frente a quienes, por su experiencia y trayectoria o por la naturaleza de los servicios que presten, gocen de ventajas competitivas frente a los primeros. 

Actuación Integra: La COMISIONISTA en su condición de agente experto y profesional, deberá actuar con honorabilidad, lealtad, neutralidad, discreción y equidad, privilegiando los intereses de sus clientes sobre los propios. 

Regularidad negocial: Las actividades y operaciones realizadas por la COMISIONISTA deberán ser llevadas hasta su cabal cumplimiento y/o hasta su puntual y exacta liquidación y pago. 

Diligencia: La COMISIONISTA debe actuar profesionalmente en el mercado asesorando, ejecutando, custodiando, administrando o transfiriendo bienes, o recursos de otros y/o propios, atendiendo  la protección de los intereses involucrados en tales negocios como un experto prudente y diligente. 

Lealtad: Se entiende por tal la obligación que tienen los funcionarios de la COMISIONISTA de obrar simultáneamente de manera íntegra, franca, fiel y objetiva, con relación a todas las personas que intervienen de cualquier manera en el desarrollo de la gestión que les compete. 

Profesionalismo: Se entiende como tal la actuación de los funcionarios vinculados al desarrollo de las actividades desarrolladas por la COMISIONISTA con fundamento en información seria, completa y objetiva. En tal sentido, éstos enfatizarán el desarrollo de sus capacidades profesionales y la adquisición de las habilidades y destrezas orientadas a la acción ética, idónea y eficiente. La COMISIONISTA apoyará e incentivará los programas de gestión de talento humano que propicien el carácter profesional de sus funcionarios. 

Honestidad: Se entiende por tal la actitud y la manifestación permanente de coherencia en la actuación cotidiana personal y organizacional regida por el sano comportamiento humano y por los principios legales, bajo el marco general diseñado por los mandatos constitucionales, legales y reglamentarios. 

Probidad: Se entiende por tal la conducta ajustada a la buena fe comercial y a las sanas costumbres mercantiles, prevaleciendo la debida diligencia y la prudencia en la conducción de los negocios, asumiendo la responsabilidad sobre los actos y decisiones implícitas que estos conllevan. 

Descargar Código de Buen Gobierno